domingo, 16 de julio de 2017

EL OTRO LADO

"...La tierra NO es una prisión, es como cualquier otro planeta, un escenario de existencia donde nos movemos en esta realidad 4x4. El Ser atrapado en la materia, NO está contra su voluntad, aconsejo la relectura del artículo “El error que no lo fue”. Somos y seremos libres por naturaleza, y la prisión está sólo en nuestras mentes, nosotros somos el carcelero, el minotauro de nuestro propio laberinto. La cosecha de almas no pasa por el engaño de los Arcontes y la prisión en la materia, la cosecha pasa por la usurpación de cuerpos descrita en “Escenario uno”. La consciencia del Ser no puede ser cosechada porque es propiedad del SER y éste del DO. Si dudamos de todo, si a todo le encuentran una quinta pata, si todo es mentira, si nada es verdadero, si todo es falso, y si hasta la propia “muerte” es un engaño, ¿Qué nos queda?, nos queda la total sumisión al sistema, pues hasta la misma lucha y liberación será una trampa para mantenernos cautivos en este eterno “día de la marmota” que ellos intentan promover..."

"...No escuchen a todo aquel que les cree sentimientos de incertidumbre, inseguridad, miedo o angustia, pues son para retrasar su camino. Los MS existen y son Maravillosos!!!, los he visto, son la continuidad de la vida y la suma de las múltiples existencias del SER..." TAVISTOCK HOY

“…Cuando la unidad de carbono deja de funcionar, y el enlace con el Ser se desconecta, la consciencia artificial se ubica fuera de esta realidad y toma del Quantum las últimas burbujas mentales creadas. A través de éstas, la esfera de consciencia crea mediante proyección holocuántica una realidad “virtual” acorde a la energía espacio-temporal utilizada en el proceso mental de creación de las burbujas mentales. Logrando que la realidad virtual creada sea igual a la realidad subjetiva vivida en los últimos momentos de su existencia física. Ésta realidad virtual es el “espacio de transición dimensional” (ETD), donde la esfera de consciencia habita, mientras siga ubicada en la consciencia artificial. El tiempo de transición es inversamente proporcional al revertimiento de la esfera de consciencia. ¿Qué quiero decir con esto? Que cuanto más cerca esté de su estado original, menos tiempo estará en el ETD. Si usted es sólo consciencia artificial y su esfera de consciencia está totalmente revertida al punto de creer que sólo es materia y que todo termina con la muerte, es muy probable que no se dé cuenta de que ya dejó el cuerpo físico, y repita una y otra vez, como un bucle de recurrencia cíclica, los últimos momentos grabados por la mente en las burbujas mentales recuperadas. Si por el contrario, su esfera de consciencia está ubicada fuera de su consciencia artificial, y usted reconoce y sabe lo que sucedió, automáticamente el enlace del Ser con la esfera se interrumpe, y usted, su Ser, toma las burbujas mentales que fueron grabadas de forma consciente como experiencia adquirida, y se retira a su lugar espacial correspondiente, su hogar estelar, a esperar un nuevo enlace, si es necesario, con otra unidad de carbono de este u otro mundo, en un tiempo pasado, presente o futuro, según le corresponda y disponga con su protector. 

Todo el proceso es mucho más complicado que esto, pues entran en juego las líneas de tiempo paralelas, los multiversos, las grabaciones akashicas, las dimensiones, las octavas, etc. Pero en líneas generales es correcto. Esta información fue corroborada feacientemente con experimentos de conexión con el ETD que publicaré posteriormente. La muerte no es el fin de la vida, la muerte es parte de la continuidad de la vida, somos Seres creados por el “Do” y por lo tanto eternos mientras exista el “Do”. Cuanto más conscientes seamos de nosotros mismos, mayor será la sensación de continuidad entre existencia y existencia. Despertar es haber vencido la ilusión de la muerte mediante la consciencia de la vida. Morir; dormir. ¿Dormir? ¡Soñar acaso!….” ETD

En el anterior artículo dije que “intentar comprender como funciona el multiverso, cuando no comprendemos siquiera nuestro propio universo, es verdaderamente pretencioso y banal”. Hoy intentaremos por lo menos acercarnos a ese multiverso para observar como es el otro lado, aunque no lo comprendamos en su totalidad. Para esto haremos un viaje en un simulador de partida, un viaje hacia la vida después de la existencia donde veremos “algunos” de los procesos que se llevan a cabo en el camino de regreso a casa. Antes de comenzar recomiendo la lectura del artículo “de guías y protectores” y todos los demás señalados en el mismo. Dese un tiempo para su lectura y no avance hasta concretar lo indicado 

“…La fusión de Ser/Guía/Protector da como resultado una unidad inseparable en este plano físico, pues su unificación forma una totalidad llamada “kar-activa” o “soplo de vida”, mientras esta trialidad se encuentra en elementos separados y no está formada, el kar-vidico no tiene oportunidad de manifestarse en la materia del plano físico o EM 4x4. Un guía es el encargado de guiar al Ser, y un protector de proteger al Ser y al guía…”

“…En el momento de la desconexión, la triada se separa nuevamente, y el guía es el encargado de recibir y guiar al kar-vidico nuevamente a casa, seguidos por el protector que los cuidará en ese viaje. En ese estado del ETD, el guía si se manifestará como un tercero, pues ahora los componentes de la triada están nuevamente separados…” 

Así como la fusión del Ser. Guía y Protector da como resultado una unidad inseparable en este plano físico, la unión de los siete cuerpos da como resultado un sistema homogéneo por el cual la triada se manifiestan en este plano físico. Ahora que tenemos claro los conceptos necesarios, subamos al simulador de partida y comencemos el viaje hacia el otro lado.

Lo primero que sucede cuando se inicia el proceso de desconexión, es que se separa de la triada Kar-activa el Guía y el Protector situándose como terceras personas fuera del avatar. El Guía se ocupará de preparar y guiar al viajero durante el viaje que pronto comenzará, y el Protector en protegerlos. Algunos pueden ver al Guía como un ser querido o como un desconocido, según su universo particular lo proyecte, que lo visita antes de partir o lo recibe del otro lado luego de haber partido. Para que se entienda, el Guía toma la forma de la proyección mental del sujeto. Cuando la desconexión se produce este Guía lo acompaña al nuevo EM, en este caso el ETD donde lo instruye sobre los procesos que ahí se llevarán a cabo. Atrás quedó el primer cuerpo. El cuerpo físico o avatar de carbono es desechado quedando los seis cuerpos restantes aun activos. En el espacio de transición dimensional el avatar principal es el cuerpo emocional o astral. No relataré nuevamente la función principal del ETD pues ya fue expuesta en su momento, así que continuaremos al estrato siguiente. Cuando el proceso en el ETD termina, se abre el portal de luz, este portal es la conexión por donde el Ser se conecta a la materia, el cordón de plata de los tibetanos. Destacar que no todas las personas pasan por el ETD y el portal se abre apenas se desconectan, esto depende del estado de consciencia del sujeto y de otras variables que no tocaremos ahora. Podríamos considerar al portal como un agujero de gusano que nos transportará a las siguientes etapas del proceso, en este caso al espacio matricial mental, desechando el segundo cuerpo, el etérico, en el ETD.

En el EM mental utilizamos el tercer cuerpo, el mental como avatar principal. En este estrato es donde se revisa lo hecho en el físico, los logros y los fracasos, los aciertos y desaciertos, lo hecho y lo postergado y se evalúa si se cumplió o no el propósito de nuestra existencia pasada. En ese lugar somos nuestros propios jueces y nos aprobamos o desaprobamos según consideremos si cumplimos o no nuestra misión en esta realidad. La existencia entera pasa ante nuestros ojos, desde el momento de la conexión al nacer, hasta el momento de la desconexión al partir, recuperando todas las burbujas mentales que grabamos durante nuestra existencia física, viendo y sintiendo lo que vimos y sentimos en su momento. Es el momento del juicio final de nuestra existencia. Finalizado el proceso se abre nuevamente el portal, y desechando el cuerpo mental nos transportamos a la siguiente estación y generalmente la última, el EM de los mundos superiores (EMms). Es nuestro lugar de descanso y encuentro con nuestros seres queridos de esta y otras existencias que también hayan concluido sus respectivas octavas cortas lentas. Este lugar será nuestra casa hasta que “el llamado de la sangre” nos habilite nuevamente otra conexión, y como siempre, el universo se adaptará a la esfera de conciencia siendo diferente para cada uno de nosotros. Nuestro mercaba durante el tiempo que permanezcamos en el EMms será el cuarto cuerpo, el espiritual o causal que percibiremos tan físico como este, pero de una sutileza mucho mayor y con leyes y capacidades muy diferentes a las actuales. Más allá del EMms se encuentran otras estaciones que solo recorren los que hayan superado al cuarto hombre y que los conducirá al octavo cielo, al último peldaño del camino del Ser en este universo. 

“…Hay que distinguir a los mundos superiores del octavo cielo. Los mundos superiores es la generalidad y el octavo cielo una particularidad de esa generalidad. El octavo cielo es donde los Seres que superaron el hombre 7 se desplazan e interactúan con varios EM y distintas especies de vida consciente de este y otros universos. Este octavo cielo para sus habitantes es tan físico o más que el que habitamos y su tecnología es inmensamente superior a todo lo que nos podamos imaginar…”

Sektorl

0 comentarios :

Publicar un comentario

Muchas Gracias por su aporte

Colaborar con DDLA
https://www.paypal.me/DDLA.