lunes, 6 de noviembre de 2017

La otra historia - Mundo intraterreno

Mundo intraterreno

En primer lugar, quiero felicitar al CIO por la celebración de este congreso anual y agradecer a Luz Mari y su equipo, la oportunidad de contar con DDLA y poder estar con todos ustedes un año más. Bienvenidos a DDLATV y este su espacio LOH que siguiendo la línea y lema del congreso hoy tratará sobre “El Mundo Intraterreno”.

Verán, cuando uno realiza charlas y ponencias donde se aborda la existencia de la vida intraterrena, vale la pena hacer una pausa para ver las reacciones de los asistentes y les aseguro que se ven; sonrisas de expectación, miradas de incredulidad o quien ni se inmuta pues no le resulta desconocido. Pregunto a los asistentes de la sala; ¿Cuántos de los que estamos aquí creen en la existencia de vida intraterrena? ¿Cuántos de los que estamos saben quien es Julio Verne? ¿Cuántos de los que estamos aquí lo consideran como un visionario que en su tiempo describió el submarino o el cohete e incluso el viaje a la luna mucha antes de fueran realidad?. Finalmente les pregunto, ¿Cuántos de los que estamos aquí saben que escribió el libro Viaje al Centro de la Tierra?.

Que quiero demostrar con esta introducción; por coherencia, si ustedes admiten que Julio Verne fue un visionario pero dudaron en levantar la mano en la primera pregunta, no deberían negar la vida intraterrena aunque sus civilizaciones no se manifieste públicamente. Ejemplos de contactados existen como el de Janos Moritz y la cueva de los Tallos o el acceso a la ciudad de Erks en el Uritorco aquí de Argentina son ejemplo que muchos de los presentes conocen o siguen. Pero LOH en esta ocasión, se centrará en un asunto complejo, oculto donde la realidad y ciencia ficción se funde verán. Corría el año 1943 con la segunda guerra mundial rozando su punto de inflexión. cuando el almirante de las fuerzas navales de Alemania, Doenitz, cursa un telegrama que dice así: “La flota submarina alemana se siente orgullosa de haber construido un paraíso terrenal, una fortaleza inexpugnable para el Führer en alguna parte del mundo”.

El telegrama no pasó desapercibido y el lugar en cuestión se conoce como la base de Mu asentada sobre un acceso intraterreno en la Antártida donde los ojos de potencias como EEUU o Rusia, se han centrado para algo más que estudios científicos que en silencio, pretenden entablar conexión con los llamados Arios Blancos intraterrenos y descendientes de la antigua cultura atlante:

Permitan que retome a Julio Verne y amplíe, que no es el único escritor que centró el interés de su obra en lo intraterreno pues ya en la antigua Grecia, Platón en los “Diálogos” se hace eco de una leyenda ancestral sobre un reino mítico en la península de la Atlántida, habitada por una humanidad anterior a la nuestra más avanzada. Dante Alighieri, Nicolás Roerich o Edward Bulwer Lytton, escritor, diplomático británico y miembro de la orden Gold Down, escribió su libro “La Raza futura”, en el que trata acerca de una civilización intraterrena, poseedora de una energía llamada Vril, cuya fuerza permite dominar la naturaleza de las cosas y la naturaleza interior del hombre y su ser espiritual superior. Este libro, fue uno de los estímulos e interés de que Hitler, se centrase en esa energía y en lo oculto.

Bien, el objetivo de Alemania en poner la bandera en la Antártida por la vía de expediciones científicas es antiguo y va ligado al conocimiento oculto el Polo Sur esconde y ya en 1873, el almirante Eduard Dallmann, por encargo de la Sociedad Alemana de Viajes Navales Polares se pone en marcha embarcado en el buque "Grönland", descubriendo nuevas regiones y pasos en las aguas antárticas que dejaron la huella sello germana. La Antártida, tiene un basto y extenso territorio que ocupa 14 millones de Km2 (4 veces el tamaño de EEUU). A esta expedición le siguieron otras y en 1910 bajo el mando de Wilhem Filchner con "Deutschland" y en 1925 con el barco polar "Meteor", al mando del Dr. Albert Merz. Luego vendría la mas grande expedición alemana dirigida por Herman Goering en el año 1938, que terminó con la toma del territorio que bautizaron bajo en nombre de “Neuschwabenland”, un proyecto.

¿Qué interés puede mover el interés de Alemania para financiar expediciones costosísimas que obligan a desplazar medios humanos, materiales y técnicos de importancia hacia el cono sur del planeta?. ¿Por qué emprender una carrera de estudios e investigación en lugar lejano donde nunca llegaría la guerra y tampoco era un reclamo de interés estratégico?. La respuesta reside en sociedades ocultistas como Thule y su escisión Vril, compuesta por miembros afines al poder económico, militar, filosófico, científico y tecnológico. Los proyectos y detalles que manejaron todavía hoy, resultan de ciencia ficción como les compartiré en los próximos minutos.

Tras la glaciación última del planeta la datan de hace entre 10.000 y 15.000 años atrás, la Tierra era lugar de paso de viajeros procedentes de las estrellas, si recuerdan del CIO sobre “Nuestro origen ET”, les conté que estas razas de viajeros evolucionados antes de que el hombre de hoy fuera creado, tenían la ciencia y tecnología con la que manipularon genéticamente al Manu, la especie estandarte y representativa de la Tierra, capaz de albergar el don mas preciado que la Creación pueda dar una especie concreta :“albergar la consciencia” , da lugar al Lhulu. Del cruce del Lhulu y el Manu crean al Lhumano o “El Humano” sin ser la versión final que somos ahora. Esté vuelve a ser manipulado con la genética de razas Annunaki, Grises, Nórdicos, Arios de Sumi, dando al final con la creación de una especie poseedora de uno de los bancos genéticos mas completos de la galaxia, aquí en este reservorio que fue concebido como la Tierra. Esos miles de años atrás, al Ser Humano se le entrega la Primera Línea de Conocimiento Hiperbóreo, siendo una era donde pudo existir la antigua civilización de Lemuria y luego la Atlante. La glaciación casi logra exterminar al Ser Humano, unos lograron emigrar a distintos puntos del planeta como Europa, América o Asia y otros trasladan la civilización a interior de la tierra donde la vida es posible aunque las condiciones sean diferentes.

Tras la era glacial, entró en escena el último contacto con un grupo de razas de fuera o Baphomet, cuyo sujeto representativo es Jehová/Yhavé. Como saben este crea el Pacto con Mosiés entregando la Segunda Línea de Conocimiento o Kabhalá con parte el algoritmo que controla la realidad subjetiva. Desde entonces, la cábala trata de barrer a la línea de conocimiento hiperbóreo para quedar como la dominante en el planeta, cruzadas, evangelización de América etc. son muestras de la desaparición de tribus ancestrales en el planeta y en cierto modo, la desconexión por parte de los intraterrenos con la superficie.

Las expediciones alemanas al Antártico, dieron certeza a viejas leyendas que en su caso fue mayor, pues contactaron con el origen de su esencia, la raza intraterrena Aria Blanca. Los intraterrenos arios, mantienen el contacto con viajeros de las estrellas que todavía utilizan la Tierra como lugar de paso siendo este uno de los motivos, que el cono sur del planeta sea una zona donde abundan los avistamientos.

El hiperbóreo vive y deja vivir, siguen fieles a la ley de no inferir, en el proceso de evolución y aprendizaje de nuestro el libre albedrío y la historia de esta otra humanidad que vive en la superficie, la conocen. Pese a todo, su conexión coexistencia con los arios que llegaron de la Alemania nacionalsocialista es real pero no conocida públicamente hasta que en 1947, se sufre un intento de invasión por parte de los países alineados a la cábala: en la Operación High Jump. Esta operación corrió a cargo del expedicionario Almirante Richard Evelyn Byrd, conocedor del Polo Norte y los huecos polares con su clima tropical, donde se desarrolla vida vegetal y animal.

La Operación "High Jump" , que fue , básicamente, una invasión de la Antártida , se componía de tres grupos de combate de la Armada , que salió de Norfolk , VA , el 2 de diciembre de 1946. Ellos fueron dirigidos por la nave de mando del almirante Richard E. Byrd, el rompehielos "Northwind", nave catapulta "Pine Island", "el destructor "Brownsen", el portaaviones "Mar Filipinas", el submarino EE.UU. " Sennet", dos buques de apoyo "Yankee" y "Merrick", y dos petroleros "Canisted" y " Capacan" el destructor "Henderson" y un barco de hidroavión "Currituck".

Una fuerza británica de Noruega y una fuerza de Rusia, y con cierta reserva pudo participar algunas fuerzas de Australia. Presuntamente esta base se encuentra en Neuschwabenland. El resultado de la misma fue secreto y desastroso para los invasores, de Neuschwabenland salieron naves jamás vistas tecnología avanzada en forma de platos como las Haunebu IV dotadas de sistema antigravedad alemana con algún prototipo en 1934. También entablaron batalla platillos volante tipo Vril VII, lo mas grandes. Los modelos Haunebu contaban armas de fuego conocida pero no es el caso de lo Vril que emplearon armas electromagnéticas jamás vistas antes. La tecnología usada en los platillos Vril, provino de las canalizaciones de la contactada y lidere de la Sociedad Vril, María Orsic que mantenía contacto con la raza de Nórdicos de Aldebarán. Ella recibía y canalizaba información con las que Alemania pudo construir adelantos y armas pioneras en su tiempo y me atrevería a decir que hasta hoy.

Como ven, nada es lo que parece y todo está oculto detrás de lo aparente. Hasta aquí lo que puedo contar dentro del tiempo disponible.

Les deseo que disfruten del Congreso, y que tengan una feliz existencia.

Jose de Aetamira/MAYODEL68

Programa completo




Sektorl
Colaborar con DDLA: https://www.paypal.me/DDLA.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Muchas Gracias por su aporte

Colaborar con DDLA
https://www.paypal.me/DDLA.